Autor

Mi foto
"Sólo sé que nada sé... y ni de eso estoy seguro". El viaje por el camino del conocimiento, es un trayecto largo, infinito, inalcanzable para el hombre común... tal vez un dios lo podría alcanzar, pero yo soy agnóstico. La aventura del conocimiento existe, pero no tiene fin, cada etapa terminada, implica un renacer, un nuevo comienzo...

11 de octubre de 2007

El Proceso de Independencia Nacional, 1810-1823.

1.1 Hechos internos que despiertan el deseo de independencia en América.
Fueron múltiples y variados los hechos que promovieron la independencia de las colonias españolas en América, sin embargo, los factores decisivos que despertaron el sentimiento independentista en Chile fueron los siguientes: 1) Antagonismo entre criollos y españoles: criollos y españoles peninsulares habían terminado por diferenciarse profundamente en sus caracteres, lo que generó una recíproca antipatía. El problema radicaba en que a pesar de que su número aumentaba, los criollos no tenían acceso a todos los cargos públicos que se sentían capaces de desempeñar en la administración civil, militar y judicial. (No obstante, esto no afectó la fidelidad a la monarquía española). 2) Los Perjuicios Económicos que producía en la economía chilena el monopolio comercial que tenía la Corona española de negociar exclusivamente con las provincias de ultramar o colonias de España, con exclusión de otros países. De esta forma, el grito emancipador fue también consecuencia de la situación de aislamiento económico en que se encontraba el país al impedírsele el intercambio comercial con las demás naciones.
3) Problemáticas Sociales. La indiferencia y el desinterés de la Corona por la instrucción, considerada perniciosa y conspiradora contra sus intereses, provocó un profundo malestar en los criollos más letrados. A esto se le sumaba, la expulsión de los jesuitas (1767), que por su poder económico, su prestigio intelectual y su fuerza moral, habían servido de amortiguador para la rivalidad entre criollos y peninsulares. 4) La influencia de la Ilustración. El ingreso al país de libros de contrabando que daban a conocer la literatura política de la época, y que proclamaban la igualdad de derechos y la abolición de las clases privilegiadas (entre otras obras: la “Enciclopedia” de Diderot y de D’Alembert y el “Sistema de la Naturaleza” de Holbach. Contrarias al dogma católico; el “Contrato Social” de Rousseau, exaltador de la soberanía popular frente al absolutismo de los reyes, y el “Espíritu de las Leyes” de Montesquieu). Por otra parte, muchos criollos que iban a España a perfeccionarse en el comercio o bien a solicitar cargos públicos, pudieron constatarse de la corrupción del régimen de Carlos IV, al tiempo que conocían de las nuevas ideas ilustradas que respiraba Europa y que se difundieron ocultamente por las sociedades secretas (Gran Reunión Americana). 5) El error político de la Corona española de los Borbones, especialmente del rey Carlos III, que a finales del siglo XVIII, puso en marcha una serie de reformas tendientes a favorecer una mayor descentralización administrativa y económica de las colonias. Sistemas de Intendencias, nuevos Virreinatos, apertura comercial, tribunales del Consulado, etc., también colaboraron a crear un sentimiento de mayor autonomía en las clases dirigentes americanas. 6) Por último, todo este deseo de independencia no se hubiese producido, sin la existencia de un sentimiento de nativismo o apego al terruño (“La Patria Chica”), en los criollos.

1.2 Hechos externos que despiertan el deseo de independencia en América:
los factores decisivos que despertaron el sentimiento independentista fueron los siguientes: a) La Independencia de los Estados Unidos, país que había proclamado su independencia en 1776, implantando un gobierno propio y autónomo y promulgando una constitución (1787). Marca el precedente de que las colonias se pueden separar de su metrópolis. b) La Revolución Francesa en 1789, con sus postulados de libertad, igualdad y fraternidad y la difusión de la Declaración de los Derechos del Hombre. De ello se desprende que el pueblo tiene la facultad de elegir el sistema de gobierno que más le represente, en virtud de ser el poseedor del poder soberano (idea surgida durante la Ilustración). c) El despertar de conciencia que realizó el Despotismo Ilustrado, pues permitió procurar un equilibrio entre la tradición y el espíritu reformista, orientando su acción hacia la búsqueda de que el Estado satisficiera las necesidades sociales (“Todo para el pueblo pero sin el pueblo”).
d) La Acefalía Monárquica Española (1808), como consecuencia de la invasión a España de las tropas francesas al mando de Napoleón. Al entrar los franceses a la península ibérica, se produce el motín de Aranjuez, cuyo resultado será la abdicación del rey Carlos IV en favor de su hijo Fernando VII. Ese mismo año, en Bayona, se produjo una reunión entre Carlos y Fernando, en la cual, con el propósito de poner fin a la crisis del poder real, Fernando pone nuevamente a disposición de su padre la Corona, quien seguidamente se la entrega a Napoleón, el que a su vez, se la da a su hermano José “Pepe Botella” Bonaparte, quien se convierte finalmente en rey de España. e) La instauración en España de Juntas Provinciales, de la Junta Central y del Consejo de Regencia. Cuando asumieron los franceses el poder, el pueblo español desconoció a los nuevos gobernantes e intentaron restituir su libertad e independencia a través de la formación de juntas que representaran sus intereses ante el cautiverio del rey legítimo de España a manos de Napoleón. Todos estos intentos de autogobierno de las provincias españolas, motivaron que las colonias americanas se sintieran con el derecho de crear sus propias juntas de gobierno con el fin de mantener el orden de sus territorios mientras el rey Fernando VII se mantuviera preso por los franceses. De este modo, surge el 21 de septiembre de 1808 la primera junta americana en Montevideo (Uruguay).

La Primera Junta Nacional de Gobierno (18 de septiembre de 1810).
El día 18 de septiembre de 1810, en el edificio del Consulado, se congregaron más de 300 vecinos, proponiéndose finalmente la instauración de una Junta de Gobierno, que tuvo como presidente al propio Mateo de Toro y Zambrano. Este hecho daba a Chile por vez primera, un gobierno propio, autónomo y soberano, aún cuando tenía como fin el guardar los dominios al legítimo rey Fernando VII. En el acta del 18 de septiembre se dispuso que la Junta durara en sus funciones hasta la convocatoria de un Congreso de representantes de todo el país, que resolvería sobre el gobierno más adecuado para el reino. No obstante, al poco tiempo, la Junta se mostró reacia a catar la supremacía y control del Cabildo, y quiso proceder con entera independencia. El establecimiento de nuevos impuestos, la creación de un batallón y el despacho de tropas y de auxilios a Buenos Aires, acordados por la Junta sin previa autorización del Cabildo, fueron suficientes para generar un conflicto entre ambas instituciones.

La Patria Vieja, 1810-1814.
Se inicia con la formación de la Primera Junta Nacional de Gobierno el 18 de septiembre de 1810 y se extiende hasta el 1º y 2 de octubre de 1814, fecha del Desastre de Rancagua. Durante este período ocurrieron una serie de hechos: 1- Formación del Primer Congreso Nacional (1811), con la representación de Santiago y de Concepción. Su creación puso término a la labor de la Junta de Gobierno de 1810. Su tarea legislativa dio otro importante avance en el proceso emancipador, puesto que consagra la libertad de vientre (los hijos de esclavos que nazcan en Chile son libres), se concede la carta de naturalización a extranjeros y se decreta la libertad de comercio. 2- La Etapa de Carrera, 1811-1813. La nueva Junta de Gobierno que sustituyó a la elegida en 1810 quedó constituida por José Miguel Carrera como representante de Santiago, y de José Marín, como representante de Concepción. Las principales obras de esta nueva Junta fueron: la creación del Tribunal Supremo Judiciario (en reemplazo de la Real Audiencia) y la dictación de un reglamento constitucional provisorio. Posteriormente, el Congreso fue clausurado a instancias de Carrera, con el pretexto de que conspiraba contra la Junta. Desde ese momento, Carrera asume el mando total del gobierno, dándole al movimiento autonomista un carácter revolucionario, manifestando claramente su intención de separar definitivamente a Chile de España. En 1812 se promulga la Constitución que reconoce su lealtad a Fernando VII como rey, pero no así a las Juntas ni Cortes de España. Además estableció el tránsito libre de extranjeros por Chile. Ese mismo año aparece el primer número de la “Aurora de Chile”, periódico en el cual, Camilo Henríquez, Manuel de Salas, Mariano Egaña, Irisarri y Gandarillas difunden el ideal democrático y republicano, abogando por el ideal emancipador. Importante también, fue la labor realizada por el Senado de 1812 y la Junta de Gobierno de 1813 que, se preocupan de: fundar el Instituto Nacional, promulgar un decreto de libertad de prensa y un decreto de elecciones. Finalmente, desde mayo de 1813, los documentos oficiales no eran precedidos por la fórmula “el rey y por su cautiverio, la Junta Gubernativa…”, sino por la frase “la Junta Gubernativa de Chile, representante de la soberanía nacional dispone que…”. 3- El fin de la Patria Vieja. La vuelta al trono de Fernando VII, el sofocamiento progresivo de las revoluciones en América y el avance de las tropas realistas; fueron llevando a los patriotas a la certeza de que su causa estaba perdida. Sin embargo, las deserciones en el ejército español y la resistencia presentada por el ejército chileno, llevaron a la realización de una conferencia entre ambos bandos, estableciéndose el Tratado de Lircay, en el que los chilenos se comprometieron a reconocer a Fernando VII como rey de España. Por su parte, los realistas se comprometían a aceptar el mandato recibido por Francisco de la Lastra como Director Supremo de Chile. Asimismo, Chile enviaría diputados a las Cortes de España y Gainza se comprometía a abandonar el territorio chileno. No obstante, Carrera depuso al Director Supremo, y asumió el poder dentro de una Junta de Gobierno, y O’Higgins tomó el mando del ejército patriota. Finalmente, el 1º de octubre de 1814 se entabló una cruenta lucha entre las fuerzas chilenas y españolas en Rancagua. Con el Desastre de Rancagua, termina el período de la Patria Vieja y se inicia el de la Restauración.

La Reconquista Española.
Se extiende desde el 2 de octubre de 1814 hasta el 12 de febrero de 1817, fecha del triunfo del Ejército Libertador de Los Andes en la batalla de Chacabuco. El triunfo obtenido por Mariano Osorio en Rancagua, lo convirtió en Gobernador y Capitán General del reino de Chile. Con su gobierno se pierde todo lo ganado por los criollos durante la Patria Vieja, tomándose medidas regresivas como: Restablecimiento de la esclavitud. Término de la libertad de comercio. Clausura del Instituto y de la Biblioteca Nacional.
Reapertura de la Universidad de San Felipe y de la Real Audiencia. Creación de tribunales para juzgar a los criollos que participaron del movimiento separatista.
El gobierno de Osorio duró hasta diciembre de 1815, fecha en que asumió el titular designado por el rey de España., Francisco Casimiro Marcó del Pont. El nuevo gobernador promovió una conducta llena de persecución y de odio. Entre otras acciones: Tomó la grave determinación de someter a prisión a los principales criollos implicados en el movimiento independentista, desterrándolos a Juan Fernández. Expropió las haciendas de los criollos acusados de deslealtad. Creó un cuerpo policial represivo, llamado “Los Talaveras de la Reina”. Se desató una gran persecución en que fueron humillados muchos hogares e innumerables personajes, todo lo cual, aceleró el traslado a Mendoza de muchas ilustres familias. En este período de la Restauración, surge la figura de Manuel Rodríguez, quien sirvió de enlace entre el Ejército Libertador de Los Andes y los patriotas residentes en Chile. De este modo, mientras en Chile se respiraba en un ambiente de desconfianza y en donde existía un claro sentimiento antimonárquico en toda la sociedad, en Mendoza trabajaban incansablemente, O’Higgins y José de San Martín en la organización del Ejército Libertador.
La Batalla de Chacabuco. Terminada la organización del Ejército Libertador de Los Andes y concluidos los preparativos esenciales de entrenamiento militar y con un plan de invasión bien estudiado, se dispuso invadir territorio chileno por diferentes puntos para converger en Santiago. En los primeros días de febrero de 1817, se ponía en práctica el plan de operaciones, concentrándose todos los efectivos en la cuesta de Chacabuco, situada al norte de Santiago. La noche del 11 al 12 de febrero se movilizaron las tropas al mando de O’Higgins y se tomaron posiciones de ataque. El día 12 se libró la batalla. El ejército español, atacado por las fuerzas de O’Higgins, no pudo resistir la ofensiva y fue derrotado. Este hecho ponía fin a la Restauración española, sin embargo, para la independencia total aún faltaba un tiempo.

La Patria Nueva, 1817-1823.
El triunfo obtenido por O`Higgins en Chacabuco, liberó al centro del país, pero nada estaba resuelto todavía. El grueso de las fuerzas españolas se concentraba en el sur, y se tenía noticias de que nuevas tropas comenzaban a llegar desde Perú a Talcahuano. Chile necesitaba un gobierno, y se resolvió designar a O’Higgins como Director Supremo. Sin embargo, en 1818 llegó desde el Perú una fuerte expedición al mando de Mariano Osorio, que buscaba la derrota chilena. Por otra parte, en Santiago, el 12 de febrero de 1818, se proclamaba el acta de la independencia que declaraba a Chile un Estado autónomo y libre de todo país extranjero.
La Batalla de Maipú. O’Higgins y San Martín reorganizaron el ejército y tomaron posición de ataque en el llano de Maipú, bajo el mando de San Martín. En abril de 1818, se produjo el encuentro con las tropas españolas que avanzaban hacia Santiago. La batalla fue sangrienta, pero la victoria de los patriotas fue definitiva. Salvo pequeños contingentes establecidos en la Araucanía, Valdivia y Chiloé, el resto del país se encontraba libre de la presencia española.
El Gobierno de O’Higgins. Afianzada la independencia, con la victoria de Maipú, O’Higgins se dio a la tarea de organizar el Estado y asumir una dictadura militar con amplios poderes. Para ello se promulgó un Reglamento Constitucional (1818), que entregó el poder ejecutivo en manos de un Director Supremo y se formó un Senado de cinco miembros. Las principales realizaciones de O’Higgins fueron: Creó la Escuela Militar y la Armada Nacional. Mejoró la estructura urbana de Santiago (El mercado de abastos, el paseo público de La Cañada y el Cementerio General). Organizó y participó en la expedición libertadora del Perú. Logró la expulsión de los realistas de Valdivia. Abolió los títulos de nobleza y el uso de los escudos de armas. Prohibió entretenciones públicas como los juegos de azar y las peleas de gallo.
La abdicación de O’Higgins y el fin del Proceso de Independencia. En 1822, el Congreso aprobó una nueva Constitución que limitaba el período de gobierno del Director Supremo a 6 años, instituyéndose un poder legislativo de dos cámaras, encargado de elegir al Director Supremo; con esto se empezaba a acabar el poder de O’Higgins.O’Higgins fue un reformador social muchas veces incomprendido, pues aunque los aristócratas veían con simpatía sus ideas progresistas, no pensaron lo mismo cuando se sintieron tocados por las medidas decretadas. Así, la élite local, que había aceptado su personalismo y autoritarismo cuando existían serios peligros, le restó completamente su apoyo una vez que el tema militar perdió importancia. Finalmente, el 28 de enero de 1823, la gente más importante de Santiago se reunió en un Cabildo abierto, y O’Higgins fue invitado a abdicar, partiendo al exilio, lo que dio un nuevo rumbo a la formación de la institucionalidad chilena, el proceso de independencia quedaba atrás, al tiempo, que se abrían las puertas para el período de organización de la República.

1 comentario:

Anónimo dijo...

profesor somos del prim ero medio le pedimos please!!!!!!!! que ponga el resumen para estudiar para la pruba de este lunes 22 de octubre profavor

Índice Temático de las Entradas del Blog.

Encuentra lo que buscas siguiendo el orden temático del blog.

Entradas del Blog sobre Historia de Chile Nacional siglo XIX.

Entradas del blog sobre Historia Universal Antigua.

Entradas del blog sobre Geografía General.

ODISEA.CL

ODISEA.CL
Links a recursos y material didáctico para 1º a 4º medio.

Recursos y materiales didácticos para 1º medio.

UNIDAD I: ENTORNO NATURAL Y COMUNIDAD REGIONAL

Contenido Nº1: Características naturales de la región.
Contenido Nº2: Caracteristicas demográficas de la región.
Contenido Nº3: Comunidad Regional.

UNIDAD II: TERRITORIO REGIONAL Y NACIONAL

Contenido Nº1: Sistema urbano- rural.
Contenido Nº2: Territorio regional.
Contenido Nº3: Territorio Nacional y Geografia Económica de Chile.

UNIDAD III: ORGANIZACION POLITICA

Contenido Nº1: Derechos de las personas y Constitución Política de la República de Chile.
Contenido Nº2: Participacion politica.
Contenido Nº3: Organizacion del Estado y poderes publicos.

UNIDAD IV. ORGANIZACION ECONOMICA

Contenido Nº1: El funcionamiento de los sistemas económicos: conceptos y problemas.
Contenido Nº2: La Coordinación Económica.
Contenido Nº3: Trabajo y legislacion laboral en Chile.

* Fuente http://www.odisea.ucv.cl

Recursos y materiales didácticos para 2º medio.

UNIDAD I. CONOCIENDO LA HISTORIA DE CHILE

Contenido n° 1. Importancia del conocimiento de la Historia de Chile.
Contenido n° 2. Visión global de los periodos de la Historia de Chile.
Contenido n° 3. Vinculación de la Historia de Chile con la Historia de América Latina.

UNIDAD II. CONSTRUCCION DE UNA IDENTIDAD MESTIZA.

Contenido n° 1. América precolombina.
Contenido n° 2. La conquista española.
Contenido n° 3. Relaciones entre españoles e indigenas: trabajo obligatorio, mestizaje, evangelizacion, sincretismo cultural y resistencia mapuche.
Contenido n° 4. El legado español nos inserta en occidente: la herencia cultural de España.

UNIDAD III. LA CREACION DE UNA NACION.

Contenido n° 1. La independencia americana.
Contenido n°2. La organizacion de la republica de Chile.
Contenido n°3. La hegemonia liberal: el pensamiento liberal en Chile. La eclosion cultural de la decada de 1840.
Contenido n°4. La expansion de la economia y del territorio: expansión y modernización de la economia chilena desde la independencia hasta la guerra del pacifico.

UNIDAD IV. LA SOCIEDAD FINISECULAR: AUGE Y CRISIS DEL LIBERALISMO

Contenido n° 1. La economía del salitre: la riqueza salitrera dinamiza al conjunto de la economía.
Contenido n° 2. Crisis politica. Contenido n° 3. Las transformaciones culturales: avances en educacion, vida urbana.
Contenido n° 4. La "cuestion social".

UNIDAD V. EL SIGLO XX: LA BUSQUEDA DEL DESARROLLO ECONOMICO Y DE LA JUSTICIA SOCIAL.

Contenido n° 1. El fin de una epoca: fin del parlamentarismo, surgimiento de populismos, gobiernos militares, nuevos partidos políticos, nuevos actores sociales. La crisis económica de 1929 y sus efectos en Chile.
Contenido n° 2. El nuevo rol del estado a partir de la decada de 1920.
Contenido n° 3. Los nuevos proyectos politicos: la reformulación del sistema de partidos a fines de la decada de 1950.
Contenido n° 4. Cambios politicos, sociales, económicos y culturales de chile desde los años 70 a la actualidad.

* Fuente http://www.odisea.ucv.cl

Recursos y materiales didácticos para 3º medio.

UNIDAD I. LA DIVERSIDAD DE CIVILIZACIONES.

Contenido n° 1. Las primeras expresiones culturales de la humanidad.
Contenido n° 2. Mapa cultural mundial.
Contenido n° 3. Proyectos grupales de investigación, en el conocimiento de una civilización no occidental .

UNIDAD II. LA HERENCIA CLÁSICA: GRECIA Y ROMA COMO RAÍCES DE LA CIVILIZACIÓN OCCIDENTAL

Contenido n° 1. El legado cultural del mundo clásico . Contenido n° 2. Conceptos políticos fundamentales de la Grecia clásica aún vigentes .
Contenido n° 3. El Estado romano como modelo político y administrativo .

UNIDAD III. LA EUROPA MEDIEVAL Y EL CRISTIANISMO.

Contenido n° 1. La Edad Media y el origen de la idea de "Europa".
Contenido n° 2. El cristianismo en la conformación religiosa y cultural de Europa .
Contenido n° 3. Organización social de Europa medieval .

UNIDAD IV. EL HUMANISMO Y EL DESARROLLO DEL PENSAMIENTO CIENTÍFICO.

Contenido n° 1. El humanismo.
Contenido n° 2. Ruptura de la unidad religiosa: Reforma y Contrarreforma.
Contenido n° 3. La expansión colonial europea. La inserción de América en el mundo occidental .
Contenido n° 4. Los orígenes del capitalismo.

UNIDAD V. LA ERA DE LAS REVOLUCIONES Y LA CONFORMACIÓN DEL MUNDO CONTEMPORÁNEO.

Contenido n° 1. La Revolución Industrial y la madurez del capitalismo.
Contenido n° 2. La Revolución Francesa como respuesta al absolutismo monárquico y origen de la política moderna . Contenido n° 3. El nuevo imperialismo europeo como consecuencia de la Revolución Industrial.
Contenido n° 4. Europa en crisis: las guerras mundiales, la Revolución Rusa, el comunismo, el fascismo y la Gran Depresión.

Fuente: http://www.odisea.ucv.cl